Archive for the ‘Personal Branding’ Category

Objetivo: Superar el bloqueo inicial

13/01/2012

¿Estás a punto de empezar algo nuevo? Quizá te preguntes “¿Y ahora por dónde empiezo?“  Una de las situaciones más comunes a las que te puedes enfrentar es el bloqueo inicial que se produce justo cuando decides empezar algo de una vez por todas. Especialmente si hablamos de empezar desde cero. Probablemente hayas pasado mucho tiempo haciendo planes, quizá leyendo artículos y libros de autoayuda, decidiendo qué quieres hacer e intentando superar tu miedo e inseguridad para dar ese primer paso, y cuando por fin te decides, te surge la confusión. Sí, sé lo que quiero, pero ¿por dónde empiezo?

Esta situación de confusión y bloqueo es normal y muy frecuente cuando se trata de empezar desde cero o de objetivos muy ambiciosos o grandes cambios. Por ejemplo, cuando decides dejar tu carrera después de muchos años para montar tu propio negocio, o cuando decides que tu vida no te satisface y que quieres empezar desde cero. Ya tomar esa decisión es difícil de por sí, pero después te preguntas “y ahora, ¿por dónde empiezo?” Y te entran dudas: ” ¿y si me equivoco?“, “a ver si me arrepiento“, “todavía estoy a tiempo de dar marcha atrás“, etc. Si esta es tu situación, sé perfectamente cómo te sientes, y voy a compartir contigo unas estrategias para ayudarte a dar ese primer paso:

1. Crea un plan de acción. Es fundamental, especialmente si tu objetivo es ambicioso o a largo plazo (en ese caso puedes crear un plan a corto plazo y otro a largo plazo.) Probablemente ya tengas una visión del resultado final que quieres, pero es muy importante que dividas esa meta en subobjetivos, en pequeños pasos y a ser posible con una fecha límite. Por ejemplo, cuando decidí establecerme como coach hice una lista de las cosas que tenía que hacer (darme de alta como autónoma, crear mi web, amueblar el despacho, hacer tarjetas de negocios…), les puse una fecha límite y las ordené por prioridad. Después cada una de esas tareas las subdividí en pequeñas acciones (crear web: buscar hosting, decidir nombre,…)

2. Determina el primer paso a dar, sólo uno. Ese es el truco para superar el bloqueo inicial, pensar sólo en la primera acción que puedes tomar y que te llevará al objetivo final. Al ser sólo una cosa no te agobiarás y no te dará tanto miedo y, además, ese primer paso te dará la suficiente motivación para seguir adelante. Puede que tengas una visión de cómo quieres que sea tu negocio de aquí a dos años, pero en este momento pensar así te puede paralizar y agobiar así que céntrate SÓLO en el primer paso. No es lo mismo pensar en montar un negocio y todo lo que conlleva que simplemente elegir el nombre del negocio, por ejemplo.

3. Céntrate sólo en la siguiente acción.  A veces lo que quieres conseguir te puede desanimar, porque lo ves lejano e inalcanzable, incluso aunque ya te hayas animado a dar el primer paso. Por eso, te recomiendo que te centres únicamente en el siguiente paso a dar. Te resultará más fácil y, además, te irás motivando al ver que avanzas.

Así que ten siempre presente “¿Qué es lo siguiente que tengo que hacer?“, especialmente en momentos de agobio y estrés. Para, descansa y piensa, ¿qué es lo siguiente que tengo que hacer? Lo de parar y descansar es fundamental, darte tiempo para pensar en otras cosas y recobrar fuerzas y cuanto más ocupada estés, más lo necesitarás. Cuando nos mudamos de Toronto a España hubo momentos de sumo estrés en los que paramos, descansamos un par de días y luego vuelta a empezar.

4. Rodéate de gente que te apoye y recuerda cada día las razones por lo que lo haces. Son momentos de dudas e inseguridad y por eso es fundamental que te separes un poco de personas negativas y te rodees de apoyo; gente que te anime, que ya haya pasado por ahí, que te ayudará pase lo que pase. Hablar con este tipo de personas hará que tengas más valor y energía para dar el primer paso y que dudes mucho menos. Incrementa el efecto leyendo artículos positivos y haciendo una lista de todas las razones por las que quieres ese cambio y por las que te lo mereces (aunque te cueste admitirlo, te lo mereces.)

Cuando yo me decidí a empezar mi negocio de coaching, hablé con mis compañeros de curso, con varios coaches, con las personas que me animaban y dejé de comunicarme por un tiempo con los que me decían que estaba loca y que me lo pensara mejor. Y no me arrepiento.

5. Pide y acepta ayuda, en todas las áreas en las que lo necesites. A lo mejor necesitas más atención por parte de tu pareja, amigos o familiares. O invertir dinero en delegar en alguien o contratar a un experto que te facilite la tarea. A mí me costó al principio, pero ahora siempre que puedo invierto dinero en coaches que estén donde yo quiero estar y en delegar lo que me quita tiempo y no me aporta nada. Al principio cuesta, porque lo ves como un gasto, pero recuerda no estás gastando, estás invirtiendo y ganando tiempo, tranquilidad y energía.

A estas cinco estrategias le sumaría una más: ¡Premiate! Estas haciendo un gran trabajo, reconocelo. Te ha costado mucho dar el paso y todavía andas despacito, pero lo estás haciendo muy bien. Así que recompensate y sientete orgullosa de ti misma, porque muy poca gente tiene el valor de hacer lo que tú estás haciendo. ¿Por qué estrategia vas a empezar?

Anuncios

Personal Branding

28/10/2011

Hoy en día ya nadie se cuestiona la necesidad de disponer de una marca personal potente en Internet, sobre todo de cara al mercado laboral, se trabaje por cuenta ajena, por cuenta propia o también (y sobre todo) si se está en proceso de búsqueda de empleo.  Empleadores, clientes, inversores, posibles socios van a rastrearnos por internet para conocernos más a fondo ya que van a poder obtener una información mucho más enriquecida que la que da un simple C.V. tradicional.

La buena noticia es que tenemos muy buenas herramientas para poder controlar en gran medida y potenciar nuestra marca personal en internet, redes sociales, blogs, webs, etc nos van a permitir modelarla, pero antes de lanzarnos a darnos de alta en todos estas herramientas debemos hacernos tres preguntas básicas.

  • ¿Quién soy?
  • ¿Qué hago?
  • ¿A quién le importa

Tenemos que conocernos muy bien, saber cuáles son nuestras puntos fuertes, los débiles y las potencialidades que tenemos para poder diseñar nuestra propia estrategia de marca personal en la red, hacer nuestro DAFO personal.

Ahora vamos a construir nuestra marca personal, de nuevo tenemos que plantearnos una serie de cuestiones antes de ponernos a realizar acciones que puedan ser inconexas, incoherentes entre sí o todavía peor contraria a nuestros objetivos, algunas de estas cuestiones podrían ser:

  • Debemos basar la en la autenticidad.
  • Tenemos que alinear, quienes somos, en qué trabajamos y qué hacemos.
  • Tener claro qué es lo que nos hace excepcional.
  • ¿sabemos por qué me compran o no me compran?

Analizar estas cuestiones nos va a permitir sobresalir, destacar es decir encontrar propuestas de valor que nos permitan diferenciarnos del resto, hay que tener en cuenta que actualmente hay una saturación de la oferta, no sólo de productos sino también de personas y profesionales y una sobrecualificación de los mismos que nos obliga a destacar de algún modo.

Para lograrlo nos tenemos que basar en tres premisas: Especializar, es decir, encontrar el nicho de mercado e intentar ser muy bueno en eso,  contarlo porque aunque seamos buenos, si no lo sabemos comunicar no nos sirve de nada y por último potenciar nuestra marca para lograr un prestigio y reconocimiento.

Esto nos permitirá captar la atención de las personas que nos interesan, ya sean empleadores, clientes, proveedores, etc. ahora hay que devolverle la confianza que ha depositado en nosotros, ¿cómo? pues debemos aportar algo de valor, contenidos que tengan simplicidad, transparencia y cercanía

Por ello tenemos que tener claro cuál es el objetivo de la marca para nuestra estrategia en internet que se deben basar en cuatro fases, atraer visitantes, convertir visitas en acciones que nos interesan (ventas, entrevistas, visitas, peticiones de información, etc.), retener y fidelizar y por último medir, ya se sabe que lo que no se puede medir no existe.

Consejos básicos y fáciles de seguir para crear una imagen personal en internet potente, algo imprescindible a día de hoy.

La lacra del estrés en las organizaciones

06/10/2011

Es uno de los males de los siglos XX y XXI, sobre todo en las sociedades occidentales, el estrés, que en mayor o menor medida afecta a una enorme parte de la población, ¿quién no sufre situaciones estresantes de una manera más o menos periódica?. El estrés es necesario para la supervivencia, pero en su justa medida, el problema es que en nuestra época los niveles de estrés llegan a unos niveles que lo convierten en una patología que ocasiona graves perjuicios para la salud como insomnio, problemas coronarios, problemas psicológicos, etc

Según la Wikipedia, el estrés se define como una reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada. En este post vamos a hablar del estrés en el puesto de trabajo, el cual es cada vez más frecuente y que tiene grave consecuencias no sólo sobre el individuo que lo sufre sino sobre el conjunto de la organización, algunas de ellas son:

  • Mayor absentismo laboral
  • Mayor accidentalidad
  • Aumento de los errores
  • Mayor conflictividad
  • Disminución de la productividad

Obviamente, esta serie de situaciones suponen un enorme gasto tanto para las empresas como para los sistemas sociales de los gobiernos  por lo que es necesario plantearse posibles soluciones que minimicen el impacto del estrés.

Primero hay que tener claro cuáles son las fuentes del estrés en el trabajo, que son muchas y variadas, podemos diferenciar entre los estresores inherentes a las características del trabajo, los que proceden del desempeño de roles en la organización, los que provienen de las relaciones interpersonales en el trabajo, de las preocupaciones por el desarrollo de la carrera o los causados por la estructura y clima de la organización, y por supuesto las causas ajenas a la organización pero que afectan a sus miembros.

Si tenemos claro cuáles son los motivos del estrés, será mucho más fácil combatirlo con algunos de los siguientes métodos:

  • Mantener una dieta saludable
  • Hacer ejercicio de manera regular
  • Dedicar tiempo a las aficiones y hobbies
  • Trabajar la asertividad
  • Gestionar el tiempo

Vamos a centrarnos en las dos últimas ya que, en principio, parecen las más difíciles de trabajar.

Gestionar nuestro tiempo es una tarea a la que se le dedica menos esfuerzo del necesario pero que de una manera muy sencilla nos puede traer grandes beneficios, algunas prácticas recomendables son fijar prioridades, programarlas en calendarios, ponernos límites o lograr la ayuda de los demás

Trabajar la asertividad, nuestra capacidad para defender nuestros derechos sin perjudicar los de los demás, también como la habilidad para saber decir “no”. Esto nos permitirá defendernos y no cargar con tareas o responsabilidades que no nos corresponden y que nos provocan situaciones de estrés.

 

Fuente: www.es.wikipedia.org

 

Qué no deben hacer en Twitter las empresas

28/07/2011

errores y fallos twitter

En nuestro último post en YoRespondo aconsejamos a empresas y profesionales con ideas de usos que pueden darle a Twitter, la red que más suele costar comprender y comenzar a aprovechar. Hoy queremos continuar con nuestra semana “twittera” y sugerir a nuestros lectores nuevos consejos de “qué no hacer en Twitter”.

Comenzamos, por tanto, con actuaciones a evitar por las organizaciones en la red de microblogging:

1. Usar un nombre muy largo o complicado. Un nick extenso sólo servirá para despilfarrar los preciados 140 caracteres. Además si es muy complejo, costará encontrarnos y que nos recuerden.

2. No rellenar nuestros datos de perfil. Es nuestra carta de presentación y útil para enlazar o linkear a nuestros sites.

3. No personalizar nuestro avatar y dejar uno por defecto. Las personas no suelen mostrar interés en seguir a personas sin imagen propia.

4. Tweets protegidos. Si pretendes conseguir un buen branding y un buen número de followers nunca deberás restringir la visibilidad de tus tweets.

5. No conversar. Twitter, al fin y al cabo, es una herramienta de comunicación, por lo que es de obligado cumplimiento interactuar con nuestra audiencia. Eso sí, no convirtamos Twitter en un chat, no es nada aconsejable. Las conversaciones largas con un mismo seguidor cansan y no gustan. Es muy frecuente, perder seguidores si se realiza habitualmente esta práctica.

6. Utilizar exclusivamente Twitter para vender tus productos. Esto no es Twitter. Esta red consiste en aportar valor con informaciones, artículos ajenos o propios, recomendaciones, consejos y muy poca autopromoción. El autobombo será, sin ninguna duda, contraproducente y nada efectivo para conseguir nuestras metas en twitter que son escuchar, conversar y compartir. Conoce la regla del 1/10.

7. Hablar demasiado formal. Humaniza tu empresa. La cercanía, el tú a tú, y la conversación de forma coloquial (y correcta) hace sentirse bien a nuestro posible cliente y a gusto con nuestra empresa.

8. Seguir personas de una forma descontrolada. Piensa que en Twitter también es importante la calidad de nuestros seguidos y seguidores, no sólo la cantidad. Analiza si tienen contenido que pueda interesarnos o algún otro motivo por lo que nos aportaría un valor. Twitter no consiste en seguir de forma indiscriminada para conseguir seguidores. Así no funciona esto.

9. Twittear demasiado. Un bombardeo constante de mensajes cansará a nuestra audiencia. Establece un equilibrio entre el nº de tweets publicados diariamente, estructura bien la publicación de ellos (puedes programar y espaciar tus tweets con servicios como Hootsuite o Tweetdeck)  y analizar el horario adecuado para publicar (timely.is  puede ser una opción).

10. No especializarte. Si hablas y aportas enlaces sobre muchos temas no sabrán en lo que eres experto y tendrás un poco desorientada a la audiencia. Céntrate en tu negocio y sector, aunque a veces puedan escaparse tweets menos relacionados.

11. No agradecer ni hacer RT. Es conveniente agradecer menciones, retweetear tweets interesantes de otras personas y recordar siempre indicar la procedencia del tweet (un buen modo es escribir al final del tweet “vía @nombredeprocedencia”).

12. No hables de temas personales o irrelevantes. De buen seguro, a la mayoría de la audiencia no le gustarán tweets en los que cuentes lo que has desayunado o la ropa que te has puesto hoy. También hemos de decir que, como ya hemos comentado, hay que humanizar el perfil, por tanto nuestro timeline en ningún caso debe parecer escrito por una máquina. Es decir, ni un extremo ni otro, busca el equilibrio.

Podríamos dar otros consejos como no utilizar un lenguaje grosero, no pedir que te sigan o no spamear. Pero acabaremos antes aconsejando aplicar el sentido común, y no perder nunca de vista los objetivos y el cliente como ejes centrales.

La Estrategia de Contenidos, imprescindible

12/07/2011

estrategia de contenidosEn Internet el contenido, sin duda, es el Rey. El atractivo de nuestros sites es directamente proporcional a la calidad y el valor de nuestros aportes.

Por tanto, en el momento que una empresa se decide plantear una Estrategia en Redes Sociales o Plan de Comunicación 2.0, uno de los pasos elementales para llegar a buen puerto, es la definición de la Estrategia de Contenidos. Como ya hemos comentado, la aportación de valor es el carácter diferenciador de nuestra presencia en la red. Si queremos destacar, nuestros contenidos compartidos tienen que brillar por su calidad. Necesitamos planificación, estrategia y consistencia.

En YoRespondo, hoy queremos dar una serie de indicaciones a tener en cuenta en la creación de contenidos propios:

– Conocer a tu audiencia: al fin y al cabo, los contenidos no van destinados a nosotros mismos. El objetivo es nuestro público objetivo y, en definitiva, nuestra comunidad . Debemos saber, por tanto, qué busca el visitante, cuáles son sus intereses, gustos y preferencias en su búsqueda de contenidos en la red.

– Estrategia multicanal: difundiremos nuestros contenidos propios en todos los canales que utilicemos, pero siempre adaptados a cada uno de los canales.

– Decidamos una temática, unos objetivos. Seleccionemos fuentes tanto externas como internas.

Definición de un tono, un estilo, un vocabulario en función de nuestros objetivos y nuestro público. Atentos a los errores ortográficos.

Generemos conversaciones, dinamicemos la comunidad. Dejemos preguntas abiertas. Incitemos a la participación.

– Establezcamos una Política de Moderación y Respuestas a comentarios.

Ojo con la Autopromoción. El “Autobombo” no gusta, la audiencia es muy inteligente y no tardará en captar esta intención.

– Imagen. Hagamos de nuestra marca, una marca transparente, humilde, honesta, verdadera, sincera.

– Diferenciación. Creemos contenidos únicos, originales y diferentes; este es el gancho para nuestros visitantes. Otro motivo es el posicionamiento. Los buscadores premian los contenidos originales con buenos puestos en los resultados.

– Midamos la eficacia de nuestras estrategias.

Calendario de publicación. Seamos regulares, un blog abandonado dará una pobre imagen de nuestra marca.

Para finalizar, adjuntamos una gran presentación de Dolores Vela, relacionada con la definición de una exitosa Estrategia de Contenidos:

Estrategia de contenido

El peligro del “Autobombo” en Internet

30/06/2011

Autobombo

Actualmente la Red pone a nuestra disposición infinidad de herramientas online para dar a conocer nuestra organización. Crear una imagen de marca es más fácil que nunca, pero crearla correctamente no tanto. Hay que ser cauto y tener precaución en ciertos aspectos. Un blog, una cuenta de Twitter o Facebook en la que sencillamente nos dediquemos a hablar de nosotros no será apenas relevante para el resto de la comunidad.

En Internet y las Redes Sociales no hay mayor error que la creencia en ellos como un elemento únicamente publicitario y promocional de nuestros productos. Tengamos claro algo: el “autobombo” no gusta al resto de internautas. El efecto que tendrán estas acciones será el opuesto al deseado. Las empresas, marcas o personas que sólo hablan de sí mismas cansan; las que aportan valor gustan. Si creen que así se actúa en la web social es que no saben nada de este nuevo mundo. Quizá sea cierto que son tan buenas como dicen ser (o quizá no); pero sus estrategias online necesitan de una urgente revisión.

Pongamos un ejemplo: necesitamos un contable que gestione nuestras finanzas y decidimos buscarlo en Internet. Fruto de esta búsqueda, nos quedamos con dos alternativas:

– Opción a: Un profesional en cuyos sitios web se dedica únicamente a hablar de sus logros, de lo buenos que son sus servicios, de su C.V. y de su experiencia.

– Opción b: Especialista contable con web y blog propio, en el que publica frecuentemente artículos de ayuda y opinión relacionados con su especialidad, dónde observamos comentarios de lectores asiduos con dudas, una cuenta en Twitter con cientos de seguidores, aportes de calidad y que, al mismo tiempo, usa como soporte de Atención al Cliente.

¿Qué nos inspira más confianza? En nuestra opinión, la opción b nos hubiese convencido bastante más, habiendo creado indirectamente un engagement, una vinculación y cercanía con sus potenciales clientes que la otra opción no consiguió. Además, la existencia de comentarios positivos y satisfechos es otro aliciente para no dudar de sus servicios. La decisión estaría clara.

No existe un límite concreto en la autopromoción. Como referencia podemos tomar la regla del 10/1; la cual determina que por cada 10 historias de interés general sobre una temática determinada podremos introducir un mensaje puramente promocional. Animamos, por tanto, a aquellas empresas, pymes, autónomos, emprendedores o profesionales que estén trabajando su marca en Internet a que apliquen esta regla. Incluso que la incrementen a un 15/1 o 20/1 sin problema. Tanto los seguidores como la imagen de su empresa saldrán beneficiados.

Si demostramos nuestra profesionalidad con información de calidad, artículos interesantes, creando una comunidad, atrayendo tráfico y apartamos la vista de nuestro ombligo, terminaremos obteniendo nuestra recompensa. Es una tarea que requiere constancia y paciencia, pero que sin duda nos dará un gran fruto: una marca empresarial o personal sólida y consolidada.

Personal Branding, crea tu Marca Personal

23/06/2011

marca personalLas posibilidades que Internet nos ofrece y, en concreto, las redes sociales para crear nuestra imagen o marca personal son inmensas. Hoy en día, es más sencillo que nunca darnos a conocer, pero el proceso de personal branding debe de ser un ejercicio de constancia, esfuerzo diario y saber-hacer. Una marca personal fuerte es una mezcla de reputación, confianza, atención y profesionalidad. La creación de una buena imagen digital, se transmitirá al mundo real y nos permitirá destacar entre el mar de profesionales similares de nuestro sector.

En YoRespondo contribuimos a la creación de esa imagen fuerte y profesional a través de nuestros servicios de telesecretariado. Hoy queremos dar unos consejos iniciales a aquellos freelance, autónomos o emprendedores que dan sus primeros pasos en la creación de su identidad digital y no están muy seguros de por dónde empezar:
– Crea un blog: tu “campamento base” o “centro de operaciones”. Será nuestro sitio, nuestra propia web. Por ello, es aconsejable comprar un dominio con nuestro nombre. Además de aportar los contenidos que hemos creado, debemos incluir nuestra información, contacto, enlaces a nuestros perfiles en redes sociales e intentar crear un site visualmente agradable. Recomendamos sin duda la plataforma WordPress. Con sus plantillas, los consejos en foros y los manuales sin duda crearemos un blog bastante decente.
– Perfil en Redes Profesionales. Al menos, deberemos estar presentes en Linkedin. No obstante, son también recomendables otras redes como Xing o Viadeo. Con ello, podremos tener un perfecto CV online, establecer contactos profesionales, darnos a conocer a través de los grupos especializados, ofrecer nuestros servicios, aportar contenidos…. Son sin duda imprescindibles en la estrategia de Personal Branding.
– Perfil en principales Redes Sociales (Facebook y Twitter). Escuchar, compartir y conversar. Son las tres directrices principales para crear paso a paso una excelente marca personal. Demostraremos que somos verdaderos profesionales y expertos en el sector a través de nuestros contenidos, los enlaces, soluciones a cuestiones, participación en conversaciones… Son un modo inmejorable de amplificar nuestra voz, darnos a conocer y atraer tráfico a nuestro blog.
– Aporta valor y contenido de calidad. Esencial para posicionar nuestra imagen y para crear una comunidad alrededor de nuestra marca personal. Crearemos contenido regularmente, variado (entrevistas, post de opinión, encuestas…), original y profesional.
– Conversación y participación. A través del diálogo y la interacción con los demás miembros de la comunidad nos daremos poco a poco a conocer, estableceremos contactos, obtendremos un valioso feedback. Nos haremos un hueco en la mente de los integrantes de la comunidad.
– Cuida tu reputación. Mucha atención a esta cuestión. Un aluvión de críticas por algún error o hecho concreto puede destrozar definitivamente toda nuestra marca personal. Por ello, debemos ser cautelosos y cuidadosos con las opiniones en temas delicados, y nuestro modo de expresarnos. Una actitud con aires de superioridad o egocéntrica dará al traste con nuestras aspiraciones.
– Sinceridad y Humanización. Pide disculpas cuando sea necesario. Sé tu mismo. Sé respetuoso.
– Podemos reforzar nuestra imagen con presencia en otras redes y foros (Flickr, Youtube, Foursquare…). Nos aportarán un valor adicional, mayor presencia en la red, enlaces a nuestro blog, mayor conocimiento de la comunidad y nuevos contactos.
– Innovación y Pasión. Diferénciate y haz ver que disfrutas haciendo lo que haces. Evita la promoción directa y sé auténtico.